¿Consultan los pacientes temas de salud por internet? Imprimir
Miércoles, 10 de Julio de 2013 11:03

Uno de cada dos pacientes (53,6%) lo hace, ya sea para sí mismos y/o para otras personas. Así lo pone de manifiesto un estudio presentado en el XXXIII Congreso semFYC celebrado en Granada. Casi el 70 por ciento de los pacientes encuestados (68,9%) realiza búsquedas de información en internet.

Los resultados del estudio destacan que los pacientes encuestados que realizan búsquedas sobre temas
de salud en la red son significativamente más jóvenes que los que no lo
hacen (39 frente 61 años).Además, el uso de internet a tales fines aumenta de formasignificativa según el nivel de estudios, alcanzando el 85,2 por ciento en los participantes con estudios superiores. No se han encontrado diferencias en cuanto al sexo. La edad media de los pacientes que han participado en el estudio es de 49 años.
 
Los pacientes que no utilizan internet para buscar información sobre salud alegan como causa principal para no hacerlo la falta de interés o de necesidad (44%) o no disponer de ordenador o falta de conocimientos (46,5%). Sin embargo, de estos últimos, únicamente el 26,8 por ciento realizaría búsquedas sobre salud en la red si tuviera la oportunidad o el conocimiento para ello.
 
El estudio, cuyo objetivo es definir el perfil del paciente que realiza búsquedas en internet sobre temas de salud, se realizó en una muestra de 418 pacientes mayores de 14 años seleccionados aleatoriamente entre los pacientes visitados en el equipo de atención primaria del Sardenya (Barcelona) durante el 2012. Todos los pacientes rellenaron una encuesta autoadministrada.
 
Los autores de este estudio titulado "Salud 2.0: características del paciente informado a través de Internet" y que ha sido divulgado por Europa Press concluyen que el perfil de los pacientes que usan internet para buscar información sobre temas de salud es el de persona jóven con estudios.
 
Las principales barreras para no utilizar internet como fuente de información sanitaria son la falta de interés, la edad avanzada y la falta de ordenador y/o de conocimientos informáticos.